En dirección a la plaza de la Villa tenemos un desvío hacia Can Miret de las Parellades, masía de estilo colonial que fue residencia de Mossèn Anton Miret, destinado al sector de la hostelería. 

Carretera de Canyelles, 1