Con destacados rasgos modernistas, el edificio fue obra del arquitecto Bonaventura Conill y Montobbio. Las Escuelas Parroquiales se construyeron con aportaciones económicas de las principales familias indianas de la villa y fueron inauguradas en 1920.