El indiano areñense, Antoni Torrent y Carbonell, hizo construir en 1897 un asilo para los ancianos en su ciudad natal y creó un patronato de socorro a enfermos y familias pobres, por lo que se le concedió el diploma de honor de la Sociedad Barcelonesa de Amigos del País. Un monumento lo recuerda en la entrada del recinto.
Riera Pare Fita, 67