El itinerario indiano de Begur se inicia en la plaza de la Iglesia, delante de la cuál se encuentra el Ayuntamiento. Es un edificio de estilo indiano datado del año 1902, con palmera en el jardín exterior y bonitas pinturas murales y trabajos de ebanistería en los techos del interior. Aunque no era indiano, su promotor se dejó contagiar por los refinamientos decorativos de la ola ultramarina del momento.