Los Pallimonjo hicieron fortuna en Lagunillas y adquirieron terrenos cuando se fundó la ciudad de Cárdenas. Joan Pallimonjo murió en 1872 volviendo de Cuba y sus restos fueron arrojados al mar.
Calle de Pompeu Fabra, 3