Algunas de las casas señoriales de esta rambleta interior fueron construidas con las fortunas adquiridas a ultramar como Can Massó (n. 2), Ca la Teresina Saboya (n. 26) o Ca l'Andreu (n. 34). También el Ayuntamiento de Blanes (n. 29) debe parte de su actual aspecto a la aportación que hizo Joan Furquet y Puig en volver de América y que permitió la reforma del edificio en 1866.

 

Can Massó - Paseo de Dentro, 2

Los Verdaguer-Massó fueron unos propietarios que acumularon una fortuna administrando una gran hacienda azucarera en Guayama (Puerto Rico). Buena parte de esta fortuna fue heredada por Obdulia Verdaguer y su marido Félix Massó, con quien tuvo cinco hijos. La hija mayor, Felisa , se casó con el barcelonés Santiago Garriga. El matrimonio pasó muchos veranos en esta casa, que probablemente había sido construida por su padre como dote de boda y que se fue modificando con el paso del tiempo. Su hijo, el político Joan Garriga Massó (Barcelona, 1871/1956), representó Blanes en la Asamblea de las Bases de Manresa (1892). Otra de las filas, Obdulia , se casó con el senador José Elias de Molins, y su hermana Aurora, con la activista cultural Joaquim Casas Carbó, con quien compró el antiguo convento de los capuchinos.

María Massó, cuñada de Obdulia Verdaguer, y su marido Agustín Vilaret también recibieron una parte importante de la herencia. Al retornar a Blanes compraron otra casa en este paseo y, al cabo de pocos años, Vilaret fundó las Cavas Mont-Ferrant (1865).