Algunas de las casas señoriales de esta rambleta interior fueron construidas con las fortunas adquiridas a ultramar como Can Massó (n. 2), Ca la Teresina Saboya (n. 26) o Ca l'Andreu (n. 34). También el Ayuntamiento de Blanes (n. 29) debe parte de su actual aspecto a la aportación que hizo Joan Furquet y Puig en volver de América y que permitió la reforma del edificio en 1866.

Can Massó - Paseo de Dintre, 2
Los Verdaguer-Massó fueron unos propietarios que acumularon una fortuna administrando una gran hacienda azucarera en Guayama (Puerto Rico). Buena parte de esta fortuna fue heredada por Obdulia Verdaguer y su marido Félix Massó, con quien tuvo cinco hijos. La hija mayor, Felisa, se casó con el barcelonés Santiago Garriga. El matrimonio pasó muchos veranos en esta casa, que probablemente había sido construida por su padre como dote de boda y que se fue modificando con el paso del tiempo. Su hijo, el político Joan Garriga Massó (Barcelona, ​​1971/56), representó Blanes en la Asamblea de las Bases de Manresa (1892). Otra de las filas, Obdulia, se casó con el senador José Elias de Molins, y su hermana Aurora, con la activista cultural Joaquim Casas Carbó, con quien compró el antiguo convento de los capuchinos.
María Massó, cuñada de Obdulia Verdaguer, y su marido Agustín Vilaret también recibieron una parte importante de la herencia. Al retornar a Blanes compraron otra casa en este paseo y, al cabo de pocos años, Vilaret fundó las Cavas Mont-Ferrant (1865).