El ángulo más cerrado de la plaza da a la calle Jordi de Sant Jordi que antiguamente se llamaba calle de La Habana, capital de la isla de Cuba. Haciendo esquina con dicha calle, y los de Pinar del Río y Concepció Arenal encontramos la plaza del Rom Cremat, que toma su nombre de la antigua tradición marinera de flamear el ron mezclado con café (en grano y en infusión) , canela, azúcar y piel de limón, mientras se cantan habaneras.