En esta calle, se alinean las casas de los indianos torrenses, todas con aires ultramarinos, espacios anchos, techos altos, portales ampulosos, y jardines y huertos con acceso a la calle trasera. En los números 43 (Cal Gallart), 45 (Cal Manolito o Cal Panxo), 49 (Cal Tarragoní), 57 (Cal Rosalino Rovira), 86 (Cal Cieza), 49 (Cal Tarragoní), 86 (Cal Cieza) y 88 (Cal Riambau) encontramos una muestra en buen estado de conservación. También se mantienen las casas natales de Antoni Roig y Copons, el número 19, y de Ramon Casas y Gatell, enriquecido en Cuba y padre del pintor modernista, Ramón Casas.